¿Qué Medio Utilizar Para Guardar Datos A Largo Plazo?

Los problemas que pueden dar los CDs y DVDs a la hora de almacenar nuestros datos para recuperarlos años después han hecho que aparezcan estudios que tratan de aclarar cuál es el mejor medio para almacenar esos datos con vistas a tenerlos guardados sin acceder necesariamente a ellos en muchos años.

la longevidad de las tecnologías ópticas y magnéticas

La discusión suele centrarse en el análisis de la longevidad de las tecnologías ópticas y magnéticas, y servicios como Chrasplan (en la imagen) ya publicaron sus propias impresiones sobre el segmento de los medis de almacenamiento y su longevidad hace tiempo. Por supuesto, su objetivo era el de concluir que todos esos medios tenían una longevidad limitada, cuando el almacenamiento online que ellos proporcionan no (ya que teóricamente reemplazan las unidades de almacenamiento cada cierto tiempo).
Entre esas alternativas medios como las unidades de estado sólido (SSD) parecen según ese estudio estar entre las mejores alternativas, pero los discos Blu-ray, cuya fabricación y materiales los hacen más longevos que los CDs o DVDs, también pueden ser una buena propuesta para tener ciertas garantías.
Sin embargo el evento IEEE Massive Storage Systems and Technology (MSST) de 2014 celebrado recientemente dejó claro que el funcionamiento de las unidades SSD, por ejemplo, las hace ideales para datos transitorios, pero no tanto para almacenamiento a largo plazo. Sí que se confirmaron las ventajas de los soportes Blu-ray, con una duración media de al menos 50 años si se usan discos de calidad y buenas condiciones de almacenamiento.

Archival Disc,
Sony y Panasonic anunciaron este año el desarrollo del llamado Archival Disc, un soporte óptico mejorado y pensado para almacenamiento a largo plazo
En ese encuentro precisamente el almacenamiento magnético volvió a demostrar sus virtudes: si las cintas -como las del formato LTO- se almacenan en buenas condiciones de temperatura o humedad, su uso se puede extender a varias décadas, y su coste es realmente reducido. El problema, claro, es que estas soluciones están orientadas a la gran empresa.
Los servicios de almacenamiento online pueden ser también un buen recurso -Amazon y su servicio Glacier están pensados para este escenario- pero en el uso de esos servicios está el problema de la subida de gigas y gigas de información (algunos servicios aceptan que enviemos por correo datos en discos duros), y el hecho de que, obviamente, esos datos acaban estando bajo el control de terceras partes.
Al final lo mejor es disponer de una estrategia de copia de seguridad que haga que cada cierto tiempo sumemos alternativas a nuestros backups. La filosofía LOCKSS (“Lots of Copies Keep Stuff Safe”, “Montones de Copias Mantienen las Cosas a Salvo”) que precisamente define esa forma de actuar -no solo con copias, sino con formatos tanto físicos como digitales- es probablemente la que más garantías ofrezca. Ya sabéis: haced copias de seguridad, y hacedlas en varios formatos y en diversos medios.

Llega el ‘Mega’ iPad

Apple está preparando la tableta más grande jamás fabricada por la compañía, que empezará a ser producida durante en el primer cuatrimestre del año que viene. El nuevo iPad tendrá una pantalla de 12.9 pulgadas, cuando la empresa actualmente ofrece solo dispositivos de 9,7 y 7,9. La empresa basada en Cupertino estuvo trabajando durante un año en el proyecto, dirigido a desarrollar una nueva gama de aparatos táctiles de mayor medida.
Tim Cook, consejero delegado de Apple, tiene como objetivo revolucionar la línea de iPad. Las ventas de tabletas, el segundo producto de compañía estadounidense por ingresos —por detrás del iPhone—, descendieron durante dos cuatrimestres debido a la escasez de nuevos modelos y al hecho que los consumidores empezaron a moverse hacia smartphones con pantallas más grandes. El año pasado, Android ser convirtió en el sistema operativo más utilizado, acaparando el 62% del mercado, según los datos elaborados por la consultora tecnológica Gartner. Los dispositivos que operan a través de iOS, por su parte, obtuvieron una cuota del 36% al cierre de 2013, contra el 53% que detentaban el año anterior.

Los potenciales clientes del mega iPad son principalmente personas dedicadas a los negocios, ya que el dispositivo tendrá más funciones que las ofrecidas por un portátil tradicional. En julio, Apple desveló un acuerdo con IBM, y el consejero delegado de la empresa de Cupertino anunció que parte del negocio implica vender sus productos a las corporaciones, para que estas se conviertan en el “catalizador para el futuro crecimiento de los iPads”.
Jitesh Urbani, analista de la consultora IDC, prevé que las compañías, las escuelas y los gobiernos se transformen en los principales compradores de los dispositivos con pantalla más grande. Estos grupos acaparaban el 16% de las ventas de tabletas en el segundo cuatrimestre del año, contra el 13% del mismo periodo del año anterior. “Esperamos que las tabletas más grandes tengan mejores resultados”, afirmó en una entrevista.
Apple, además, está aumentando el tamaño de la pantalla de su iPhone: la compañía está a la espera de un evento que se celebrará el próximo 9 de septiembre para lanzar su nuevo modelo, que entró en producción el pasado julio. Los nuevos teléfonos tendrán pantalla de 5,5 o de 4,7 pulgadas.