Google Drive Para iOS permite Desbloquear Archivos Con La Huella Dactilar

La aplicación se Google es ahora compatible con el Touch ID, el sensor presente en iPhone 6, iPhone 5S, iPad Air 2 y iPad mini 3

Google ha anunciado una actualización de su aplicación Google Drive para iOS. La empresa introduce mejoras y características nuevas a la app de «oficina» en la nube para sistema operativo iOS 8 y otras versiones.

Entre las novedades está la compatibilidad con Touch ID, el sensor de huellas dactilares de Apple presente en sus iPhone 6, iPhone 5S, iPad Air 2 y iPad mini 3. Desde ahora los usuarios podrán desbloquear los archivos con su huella, sin más pasos. Desde hace tiempo, Google Drive para iOS permitía bloquear la aplicación con contraseñas, pero esta nueva opción mejora el nivel de seguridad y lo simplifica.

Entre las otras nuevas características, Drive permitirá guardar vídeosalmacenados en la aplicación en el dispositivo. Desde ahora, sin importar la versión de iOS que use el usuario, los vídeos de Google Drive se puede almacenar en el carrete de la cámara del iPad o iPhone. «Esta función es fácil de usar. Simplemente pulse el icono Información del archivo, a continuación, ‘Open In’ y elija ‘Guardar Video», explican desde su cuenta de Google+.

Google Drive ofrece 15 GB de almacenamiento de Google gratis. Este sistema en la nube permite sincronizar archivos para que se guarden de forma automática y que puedan estar a disposición del usuario en cualquier dispositivo. También permite la creación de documentos, hojas de cálculos o diapositivas. Utiliza la cuenta de Gmail de la persona.

Facebook Messenger Le Pisa Los Talones a WhatsApp Al Llegar a 500 Millones De Usuarios

La red social seguirá mejorando su servicio independiente que permite mandar mensajes entre sus contactos y asesta un golpe al mercado de la mensajería gracias al gran crecimiento de sus dos «apps»

Facebook Messenger le pisa los talones a WhatsApp al llegar a 500 millones de usuarios

Si WatsApp suma más de 600 millones de usuarios en todo el mundo -la mayoría, recurrentes y activos- Facebook no iba a ser menos con su aplicación Messenger, que ya cuenta con más de 500 millones de cuentas registradas. Se trata de una cifra que llama la atención al tratarse de dos aplicaciones ofrecen mensajería de manera ilimitada (una de contactos procedente de la agenda telefónica y, otra, de los contactos procedentes de la red social) y que están dirigidas bajo una misma compañía.

La red social acertó en su decisión de obligar a sus usuarios a descargarse una aplicación específica para poder chatear con sus contactos. Ahora, ha cubierto dos terrenos, que en realidad pertenecen a dos ámbitos distintos.

Por un lado, al comprar WhatsApp en una multimillonaria operación financiera ha podido garantizar que millones de personas le entregarían sus números de teléfono, mientras que, por otro lado, ha conseguido que al menos se descargue de forma masiva su propia herramienta de mensajes instantáneos lanzada en 2011.

«Hoy en día hay más de 500 millones de personas que usan Messenger cada mes y estamos más comprometidos que nunca para conseguir que sea la mejor experiencia de mensajería posible», ha explicado Peter Martinazzi, Director Product Management de Facebook en un comunicado. en el que anuncia que la «app» continuará «evolucionando y mejorando».

Pese a los datos conseguidos, esta aplicación queda aún muy lejos de los1.350 millones de usuarios registrados en el mundo, pero supone un gran paso para copar la mayor parte del tráfico de mensajes instantáneos. Messenger ha sido la primera de las aplicaciones independientes de Facebook y se ha centrado en la mensajería. Pero eso sí, solo destinado a los contactos de la plataforma. «Es tan rápida como los SMS, pero le da la capacidad de expresarse de una forma que los mensajes de texto no pueden como enviar pegatinas o vídeos, hacer selfies, chatear con los grupos y realizar llamadas gratuitas», recalca.

Una de las posibilidades de cara al futuro, vaticinan algunos expertos consultados por el diario ABC en otras ocasiones, es integrar WhatsApp dentro de la arquitectura de Facebook de tal manera en que el usuario, finalmente, puede comunicarse con cualquier contacto, ya sea procedente de la red social (amigos, conocidos agregados previamente) o a través de un número de teléfono. Aunque otras aplicaciones de mensajería como Line o WeChat amasan también millones de usuarios, la mensajería instantánea va creciendo en manos de una única marca. El siguiente paso será lanzarse a la conquista de las llamadas de voz