Samsung Comercilizará Su Casco De Realidad Virtual Gear VR Desde Diciembre

El dispositivo, disponible en un primer momento en el mercado norteamericano, costará unos 249 dólares

Oculus Rift fue el dispositivo que volvió a poner la realidad virtual de moda pero no será Samsung quien lo ponga a la venta antes bajo su marca. La firma surcoreana ha anunciado el lanzamiento del casco de realidad virtual Gear VR para diciembre.

El dispositivo, que en un primer momento estará solo disponible en Estados Unidos, contará con una web específica desde donde, desde esta misma semana, interesados puedan registrarse a la espera de su salida. El modelo que se comercializará será el denominado Innovator’s Edition, ideado para que los desarrolladores «construyan y experimenten con la plataforma antes de que el hardware y el software estén listos para los consumidores».

En ese sentido, Gear VR vendrá en dos packs: el primero, que contiene el casco y un mando Bluetooth, por 249 dólares; y el segundo, que solo contiene el casco, por 199 dólares, según ha comunicado Oculus VR en su blog. El casco se utiliza junto con el «phablet» Galaxy Note 4, que no viene incluido.

El lanzamiento de Gear VR Innovator’s Edition se verá acompañado por el lanzamiento también de una serie de aplicaciones en los próximos meses. Asimismo, ya está disponible el último SDK de Oculus Mobile con el que optimizar la Note 4 para su uso con el casco, y la aplicación Oculus Home, con la que «descubrir, descargar y lanzar contenido».

Twitter: Las Próximas Novedades Que Pondrá En Marcha Para Ganar Usuarios

La compañía potenciará el consumo y edición de vídeos, mejorará el servicio de mensajes y aportará una mayor personalización al timeline

Twitter no pasa por su mejor época. Después de haberse posicionado a nivel mundial como la principal red de «microblog» y haber convertido a su inmediatez y sencillez en una potente herramienta de comunicación, actualmente tiene problemas para mantener el crecimiento de usuarios del que había gozado en otras épocas.

En aras de mantener la filosofía pero renovar su imagen, la compañía planea introducir una serie de mejoras, entre las que destacan, potenciar el consumo de vídeos, aportar un servicio de mensajería (más allá de los tradicionales mensajes directos) que podría convertirlo en cuasi una «app» de mensajería al estilo de WhatsApp. Pero hay mucho más, y así lo ha hecho saber el consejero delegado de Twitter, Dick Costolo, en una conferencia con sus inversores.

«Tuits» destacados y más instantaneidad

La idea que se baraja es potenciar los mensajes importantes. Es decir, separar el grano de la paja. Puesto que el reguero de publicaciones por parte de sus usuarios es constante, en ocasiones se pierde la profundidad. Dejar esa fuerza a los «retuits» quizá puede conseguir desvelar más los intereses de la comunidad.

De esta manera, Twitter introducirá una serie de algoritmos para resaltar esos «tuits» destacados que se han publicado mientras el usuario ha permanecido inactivo en la red. El resultado será queTwitter mostrará aquellos mensajes que el usuario considere relevantes, como por ejemplo las cuentas de las personas a las que sigue o con quién interactúa cada día. Esta mejora permitirá evitar el resto de publicaciones de otras cuentas que no resultan de interés para el usuario.

Otra característica de la que se hará hincapié es profundizar en una especie de Timeline instantáneo. Es decir, además del muro destacado se incluirá un espacio que mostrará los «tuits» que tengan gran repercusión en la red, independientemente de que el usuario siga la cuenta. Es algo similar a la pestaña «Descubre», pero que permitirá a cualquier usuario estar informado a la última. Y, por supuesto, más personalizado.

Hacia la conquista de la última hora

Si algo ha conseguido Twitter en estos años ha sido sustituir los blogs y aportar una inmediatez a la que no alcanzan los medios tradicionales. La última hora es fundamental en su ecosistema y sus usuarios, no obstante, la utilizan como herramienta para estar informados.

De esta manera, el objetivo, en aras de mejorar esa instantaneidad, será el lanzamiento de alertas de última hora relacionadas con la geolocalización de los usuarios, por las cuales se les avisará incluso de cualquier fenómeno meteorológico poco común como es el caso de un accidente o un suceso de carácter meteorológico, por ejemplo, así como de noticias urgentes.

Mejoras en mensajería

A principios de este año, la red de «microblogging» experimentó leves mejoras para su servicio de mensajería directa y, ahora, pretende seguir creciendo a partir de nuevas características. Desde la compañía son conscientes del fuerte crecimiento de las aplicaciones de mensajería instantánea por lo que la compañía se ha comprometido a dotar de una«funcionalidad significativa» a este servicio.

¿En qué consistirá? Bien, el primer cambio será la expansión del uso de mensajes directos. Con esta función, que llegará a partir de la próxima semana, los usuarios podrían enviar un «tuit» público en un DM (mensaje directo) a otra persona y mantener una conversación privada sobre ello. ¿Conseguirá posicionarse como herramienta de mensajería?

Más presencia de los vídeos

Los mensajes es la base de esta red. Idearon el concepto de 140 caracteres que ha conseguido crear un mundo de posibilidades. Pero los archivos multimedia han cobrado cada vez más importancia en internet, gracias en parte a las conexiones más rápidas.

Por tanto, los vídeos tendrán más sentido y se poteciarán más. La idea es ir más allá del microvideo gracias a Vine. En cuestión de meses llegará una nueva función, «Compose Tweet», por el que los usuarios tendrán la oportunidad de acceder a una herramienta de edición de Vine en tiempo real.

Ampliar las aplicaciones independientes

Agencias, empresas de toda índole, herramientas útiles y distintas redes sociales cuentan con aplicaciones independientes, que han completado a la plataforma con importantes funciones. Pero la compañía planea crear más aplicaciones independientes para ayudar a expandir su ecosistema aunque, ha descartado el servicio de música, uno de los grandes fiascos de su trayectoria. Por supuesto, Twitter descarta crear un método de pago o un sistema de suscripción y que, en caso de activarlo, podría sufrir una importante espantada de usuarios acostumbrados a usar la plataforma de forma gratuita desde que naciera en 2006.