Algo Le Pasa Al iPad

La firma norteamericana vende 21,4 millones de tabletas frente a 26 millones del año anterior

El optimismo generalizado hacia el dispositivo que creó el negocio de las tabletas suma y sigue. Pese a tener gran empuje, el iPad ha seguido perdiendo cuota de mercado a marchas forzadas en los últimos meses.

Según los resultados económicos del primer trimestre del año presentados por Apple, este dispositivo se ha desinflado en ventas en los últimos años, principalmente por la escasa rotación de este dispositivo en cuestión. Con todo, la venta de tabletas de Apple cayó un 18% en términos de unidades y un 22% interanual en ingresos. En concreto, se vendieron unos 21,4 millones frente a 26 millones del año anterior.

Y, claro, los primeros modelos aún funcionan bien y los usuarios no se suelen cambiar anualmente de iPad como sucede en el ámbito de los teléfonos móviles inteligentes o «smartphones», que se alternan con mayor asiduidad. Por más que les pese a algunos, la tableta puede haber alcanzado un techo. Con todo, los fabricantes exploran nuevos caminos hacia la movilidad extrema que demandan los usuarios. Samsung intentó canalizar ese interés en modelos de doce pulgadas, un tamaño que también se ha rumoreado como próximo iPad.

Los analistas temen que la renovación de este producto que creó este segmento de mercado no haya sido suficiente como para poder seguir impulsando su crecimiento. De hecho, Android, desarrollado por Google, se ha convertido en el sistema con mayor penetración gracias al gran número de fabricantes que lo han incorporado, como Samsung, que lidera ahora el mercado de las tabletas a nivel global. Según las últimas estimaciones de la firma Strategy Analytics, esta plataforma se encuentra en el 75% de las tabletas vendidas en todo el mundo en el segundo trimestre, frente al 20% para iOS y el 5% para Windows (Microsoft).

Una de las razones que esgrimen los expertos para entender el éxito de Android es la ubicuidad de las tabletas más baratas y más asequibles para el consumidor. Algunos modelos cuestan la mitad que el iPad. En este contexto, algunos fabricantes han tratado de encontrar nuevas oportunidades entre los usuarios hasta ahora fieles a los ordenadores tradicionales.

Es el caso de Microsoft que ha creado Surface Pro 3un dispositivo que pretende satisfacer las necesidades de todo tipo de usuarios, personales y profesionales, aunque ha tenido ventas limitadas. Precisamente, hacia esa línea podría acudir Apple para atraer a usuarios más profesionales.

De nuevo, y como sucediera el pasado año, se acerca una avalancha de «tablets», de todas las marcas, que desembarcarán en nuestro país durante los próximos meses y que tienen, en general, la calidad y las prestaciones suficientes como para plantar cara a la versión actual del iPad Air 2 de Apple.