Samsung Desafía a Apple Con La Compra De LoopPay, Una Empresa De Pagos Móviles

El sistema permite realizar transferencias de forma inalámbrica desde cualquier lector de tarjetas de crédito convecional

El monedero está condenado. Los sistemas de pago por móvil, aún en un nivel muy residual y minoritario, van copando las estrategias de los principales fabricantes. Samsung ha movido ficha al anunciar este jueves la adquisición de LoopPay, una empresa de pagos móviles que reproduce de forma inalámbrica las bandas magnéticas de las tarjetas existentes en el lector de un comerciante.

Uno de los principales escollos para la expansión de los sistemas de pagos móviles es la necesidad de implementar dispositivos especiales y una infraesctrutura específica para que la transferencia de dinero sea posible. Ante la falta de un estandar definido en el mercado,LoopPay se va por la tangente: es compatible con la mayoría de los terminales de pago existentes en los comercios, los llamados TPV por sus siglas en inglés. Actualmente, la firma, que asegura que su solución funciona en el 90% de las tiendas, maneja unas 60 millones de perfiles.

Los expertos del sector ven en la compra de est pasarela de pago el intento de Samsung de desafiar a Apple, que introdujo con la llegada de los nuevos iPhone 6 su propio sistema, Apple Pay, capaz de realizar pagos sin conacto de manera rápida y segura. Google también ha insistido en esta tecnología con Wallet. La compañía surcoreana ha justificado esta operación al señalar que a través de este acuerdo «podemos acelerar significativamente nuestros esfuerzos por el comercio móvil».

Como parte del acuerdo, los fundadores de LoopPay, creada tan solo hace un año, se incorporarán a la división móvil de Samsung, lo que podría abrir la puerta a que el próximo buque insignia de la compañía, el Samsung Galaxy S6, que será presentado durante la feria Mobile World Congress de Barcelona, incorpore esta tecnología.

LoopPay ha construido una solución de pago sin contacto con grandes potencialidades al utilizar su propia tecnología para la transmisión magnéntica. «Esta adquisición acelera nuestra visión para liderar la innovación en el mundo del comercio móvil», señala JK Shin, Presidente de la División Mobile de Samsung.

Samsung lleva varios años tratando de logar una tecnología para realizar pagos a través de los «smartphones», que han revolucionado el consumo. La firma surcoreana cuenta con Visa como inversor estratégico y ha sido una de las grandes marcas en apostar por la tecnología NFC, pensada para realizar este tipo de tareas.

Google Estudia Un Servicio De YouTube De Pago y Sin Anuncios

El objetivo es cobrar. Pero no se sabe cómo hacerlo para un público acostumbrado a las cosas gratis. Una vez conquistado el ámbito de la reproducción de vídeos, Google se plantea dar un giro y monetizar sus plataformas con la fórmula de la suscripción al usuario.

Tras lanzar recientemente un servicio destinado a la reproducción de música (con una cuota mensual), según desveló ABC en noviembre, la empresa norteamericana pretende dar un paso más sobre su canal de vídeos con la creación de un servicio de suscripción que permitiría dejar atrás las inserciones publicitarias.

Esta iniciativa, desvelada durante una conferencia con medios especializados por Robert Kyncl, director de contenido del servicio, comenzará en cuestión de dos meses. De momento, aún se encuentra en fase de pruebas, aunque los responsables del proyecto están «afinando los detalles». Frente a las dudas, el servicio no cambiará en conjunto para la mayoría de usuarios, según el directivo, que considera que será un público muy concreto el que estará dispuesto a pagar.

La estrategia de la firma norteamericana, en cualquier caso, es rentabilizar los vídeos de los usuarios y de las compañías generadoras de contenidos. Desde 2012 ha invertido millones de dólares en la creación de canales «premium» destinados al mundo profesional. Y, desde hace tiempo, YouTube ha estudiado crear un servicio de pago que permitirá reproducir los vídeos sin anuncios.

Pero no fue a partir de mayo de 2013 cuando se puso en marcha un programa piloto que permitió cobrar a los creadores de contenido individual una cuota de suscripción para tener acceso a un «canal» temático. De esta manera, entró de lleno a competir en el mercado del «streaming» de películas, series y otros programas de televisión, un sector en plena ebullición en el que esperan contendientes del tamaño de Netflix o Wuaki TV.

Este plan representaría un cambio considerable para el portal rey de reproducción de vídeos, cuyos contenidos, gratis, se acompañan por anuncios y que, a pesar de ello, atrae a más de mil millones de usuarios cada mes. Actualmente, se suben más de 300 minutos de vídeo por minuto. Artistas como Justin Bieber, PSY o Katy Perry superan los mil millones de reproducciones en algunos de sus vídeos musicales, lo que da buena muestra del cariz que ha tomado esta platafomra creadahace diez años.