Tag Heuer Se Une a Google e Intel Para Combatir Al Apple Watch

El fabricante de relojes de alta gama suizo anuncia la creación de un dispositivo de muñeca que integra Android Wear

Poniendo hora a la vida desde hace 150 años, el fabricante de relojes de alta gama Tag Heuer ha anunciado un acuerdo con Google Intel para entrar en la carrera de los relojes conectados, un mercado en expansión en donde acaba de irrumpir con fuerza Apple mediante la creación delApple Watch, dispositivo móvil de muñeca que le ha permitido adentrarse incluso en el mercado del lujo.

Los relojes suizos eran reticentes a la tecnología. Tratando de mantener la cautela, no querían adelantarse antes de tiempo a una tendencia, la de los relojes inteligentes, que aún nadie ha conseguido popularizarlos. Pero comienzan a aparecer propuestas de firmas tradicionales que deciden probar suerte. Algo muy goloso se aproxima y nadie quiere perder la oportunidad de meter la cabeza en el negocio.

Tag Heuer, propiedad del grupo de lujo francés LVMH, ha anunciado este jueves durante la feria Baselworld el lanzamiento de un dispositivo que rueda bajo el sistema operativo Android Wear, la plataforma llamada a revolucionar el mercado a pesar que en su primer año no ha conseguido del todo cautivar al gran público.

Este reloj, que llegará oficialmente antes de final de año, pretende convertirse en una alianza entre tecnología y tradición relojera suiza, sinónimo esto último a exclusividad y artesanía. Por esta razón, revierte en este tipo de dispositivos un halo de incertidumbre dado que incorporar un sistema operativo a un objeto tan personal y tradicional como es un reloj de pulsera puede traer consecuencias negativas al romper la imagen de marca.

De hecho, diversos relojeros suizos se han mostrado perplejos a su acceso al mercado de los relojes inteligentes, llamados «smartwatches» por su denominación anglosajona. Recientemente, marcas suizas comoBreitling y Frédérique Constant se han iniciado en la carrera, tratando de combinar lujo y tecnología para mantener la ventaja en este mercado.

Pero eso no parece preocuparles. «Silicon Valley y Suiza se harán cargo del mercado de los relojes conectados», auguró Jean-Claude Biver, consejero delegado de Tag Heuer, durante su intervención en la conferencia de Basilea. Sin embargo, y pese a todo, no se desvelaron ni las capacidades ni el precio oficial, solo la propuesta inicial. «No queremos que la competencia sepa lo que vamos a hacer. Queremos que sea una sorpresa», reconoció.

El Plan De Google Para Combatir El Cáncer Cobra Forma De Dispositivo «Wearable»

Una nueva patente registrada en EE.UU. desvela los planes del gigante de internet en los tratamientos médicos

Google no solo vive del negocio de las búsquedas por internet. La empresa es un gigante que está presente en muchos mercados vinculados a la tecnología, incluso va posando sus garras en la salud. Sus planes acerca de la detección del cáncer por la sangre que ABC publicó en 2014 va cobrando forma de dispositivo electrónico.

En una patente solicitada recientemente, Google detalla el método para realizar un tratamiento médico que utiliza nanopartículas enviadas a la sangre que permitirían analizar la existencia de irregularidades en el cuerpo del paciente y, por tanto, prever con antelación la posibilidad de sufrir cáncer.

Para ello, el gigante de internet plantea la idea de un dispositivo móvil inteligente, un «wearable» por su denominación anglosajona, que activaría unas partículas magnéticas sobre las células cancerígenas y otros patógenos vinculados a otras enfermedades, según informa «Buzzfeed».

La patente se presentó en septiembre de 2013 por Andrew Conrad, jefe de la división de Ciencias de la Vida de Google. La patente es similar a un tratamiento que Google describió en octubre, aunque la compañía ha confirmado la información.

Para hacer viable el tratamiento, el paciente primero debería inyectarse, ingerir o inhalar una serie de partículas magnéticas diminutas en su sangre. Estas nanopartículas estarían diseñadas para unirse selectivamente o reconocer las moléculas específicas. Por ejemplo, podrían estar preparadas para adherirse a las proteínas que favorecen al desarrollo de la enfermedad de Parkinson, según los documentos.

Con todo, el paciente utilizaría -según describe la patente- una pulsera inteligente, que podría utilizarse no solo en la muñeca, sino también en el tobillo, la cintura o el pecho. El objetivo es que este dispositivo transmita energía capaz de mover las partículas magnéticas y, a su vez, destruir el patógeno.