Apple Presenta El Nuevo Macbook Pro Con Tecnología Force Touch

La compañía norteamericana reduce el precio del iMac con pantalla Retina 5K

Apple ha presentado este martes el nuevo MacBook Pro con pantalla de tecnología Retina de 15 pulgadas, que ahora incluye el sistema «trackpad» Force Touch y ha anunciado la reducción de precio del iMac de pantalla 5K.

La compañía norteamericana ha renovado este dispositivo con la promesa de una mayor autonomía de la batería y gráficos más rápidos. Una de sus principales novedades es la incorporación del sistema para controlar las funciones mediante el llamado «trackpad» gracias a la tecnolgoía Force Touch, que permite interactuar con el ordenador de una forma totalmente nueva.

Es capaz de hacer clic en cualquier parte de la superficie con una sensación uniforme y configurar la presión necesaria para hacer clic. El nuevo ordenador incluye almacenamiento flash hasta 2,5 veces más rápido que la generación anterior, con velocidades de hasta 2 GB/s, y ofrece una hora más de autonomía (hasta 9 horas de navegación). Además, los gráficos independientes prometen un rendimiento hasta un 80% más rápido mediante la instalación de la tarjeta AMD Radeon R9 M370X.

La versión con procesador Intel Core i7 de cuatro núcleos a 2,2 GHz con velocidades Turbo Boost de hasta 3,4 GHz, 16 GB de memoria, 256 GB de almacenamiento flash y gráficos Intel Iris Pro costará unos 2.249 euros.

Otra de las novedades ha sido la actualización de las versiones del ordenador de sobremesa iMac con pantalla Retina 5K de 27 pulgadas. Este dispositivo llega con procesadores de cuatro núcleos y gráficos de AMD. Estará disponible por 2.329 euros. Esa versión más asequible se incluye el procesador Intel Core i5 a 3,5 Ghz, 8GB de RAM y disco duro de 1 TB.

Las Asignaturas Pendientes De La Red Que Nos Cambió La Vida

El mundo celebró el Día de Internet con el reto de mejorar en cobertura, seguridad y velocidad

Hagamos un ejercicio de imaginación. Qué hubiese sido de Cristóbal Colón si hubiese existido Google Maps. Cómo se hubieran narrado las guerras napoleónicas desde Twitter. Quién sabe si un correo electrónico hubiese sido suficiente para detener un conflicto bélico. Internet ya forma parte de nuestras vidas. Su popularización ha venido acompañado de nuevos negocios, la aparición de los más variados dispositivos. Sin embargo, la Red aún tiene retos por superar. Hoy, Día Mundial de Internet, es una ocasión para plantear los más acuciantes.

Conectar el mundo

«Internet facilita la información adecuada, en el momento adecuado, para el propósito adecuado». Son palabras de Bill Gates, fundador de Microsoft. Y su visión optimista comulga con la de un pequeño genio actual, Mark Zuckerberg, cuyo hijo mayor, Facebook, lidera el proyecto internet.org que pretende conectar todas las regiones del planeta. Hacer accesible esta tecnología a cinco mil millones de personas y reducir las

barreras pretende ser la nueva revolución industrial.

En ese proyecto global están presentes otras firmas interesadas como Samsung, Nokia o Ericsson. Google tiene un proyecto paralelo con un fin similar. Cambian las soluciones. Mientras que Facebook ha experimentado con drones y la creación de planes de datos especiales, el gigante de internet, dueño del sistema operativo móvil con mayor penetración del mundo (Android), cuenta con el proyecto Loon, que emplea globos aerostáticos para proporcionar coberturas a las zonas rurales.

«Internet de las cosas»

En medio de los avances, los expertos en nuevas tecnologías han bautizado al momento presente como la era del «internet de las cosas», en donde los objetos cotidianos cobran nuevas formas gracias a conectarse a la red.

Ese propósito abre un mundo de posibilidades, desde dispositivos cada vez más inteligentes a casas y ciudades que trabajan de forma autónoma para mejorar la vida de las personas.

Pero el esfuerzo de fabricantes de tecnología como Sony o LG, proveedores como Intel o nuevas «startups», aún no ha conseguido extenderse. Aunque han comenzado a allanar el camino. Las previsiones de los principales analistas anticipan un planeta que pasará de 4.500 millones de dispositivos conectados este año, según Gartner, a 26.000 solo en cinco años.

Y este nuevo escenario tendrá también su implicación sobre las denominadas «smart cities»: los edificios y hogares acapararán el 45% de los objetos conectados.

Ampliar la velocidad

Uno de los grandes desafíos a acometer lo más rápido posible es lograr un mayor despliegue de redes de alta velocidad. El 4G no ha hecho más que aparecer, aunque sin el resultado esperado. Mientras tanto, firmas como Alcatel-LucentEricsson Huawei ensayan en Europa para crear las conexiones 5G, 250 veces más rápidas que las actuales LTE (siglas en inglés de Evolución a Largo Plazo) y cuyo principal objetivo es «conectarlo todo».

Desde la firma de análisis de mercado IDC (International Data Corporation), se asegura que si el 5G aún no está definido, será muy importante para la industria en el futuro para mejorar la estabilidad de las conexiones, permitir descargas de archivos y contenidos de manera más rápida, obtener resultados médicos al instante e inculcar la filosofía «Big Data» –análisis de grandes datos– en todos los sectores de la sociedad.

Mejorar la seguridad

La seguridad y privacidad serán otros de los principales objetivos. La ciberdelincuencia ya mueve más dinero que el tráfico de drogas a nivel mundial, según el Centro Criptológico Nacional (CCN), dependiente del Centro Nacional de Inteligencia (CNI). Los ataques cibernéticos son una de las principales preocupaciones no solo de los usuarios, sino de las empresas. «La seguridad implica todo. Uno de los mayores miedos que tengo son las intervenciones de los gobiernos a la hora de controlar internet. Es uno de los grandes retos a las que nos debemos implicar todos los usuarios del mundo», explica a ABC Luis Corrons, director técnico de PandaLabs en Panda Security.

A nivel de usuario, los virus son otra de las amenazas. El envío de «malware» –código malicioso– multiplica al tiempo que se popularizan los teléfonos móviles inteligentes. Solo en el sistema operativo Android ha crecido un 30% respecto al año anterior, según datos de la firma de seguridad G Data.

Inteligencia artificial

Entre los cambios que se vislumbran a largo plazo se encuentran la expansión de los coches autónomos, la incorporación de robots al desarrollo de tareas cotidianas, la extensión de los sistemas de inteligencia artificial y la conexión directa entre cerebro y dispositivos electrónicos, según revela el informe «The 2 in 1 Trend Report» elaborado por Toshiba.

La compañía destaca, además, la utilización de implantes tecnológicos, tales como sensores, para la monitorización de la salud o la impresión de circuitos en la piel que funcionarán como sistemas de maquillaje inteligente. En todos estos avances los equipos híbridos serán básicos e irán ganando importancia, ya que, en su vida diaria, los usuarios dispondrán de más tiempo de ocio, podrán utilizar los equipos en momentos y lugares ahora impensables y necesitarán, por tanto, controlar estos dispositivos para conectarse a nuevos servicios o aplicaciones.

Penetración en el móvil

Por primera vez en España, el tiempo de acceso a medios digitales desde dispositivos móviles ha superado al empleado desde el ordenador tradicional. Ocho de cada diez móviles son «smartphones». Son datos que se recogen en la última edición del informe «La Sociedad de la Información en España», elaborado por Telefónica.

Una de sus conclusiones del estudio, que expone las tendencias emergentes que en los próximos años tendrán impacto en la sociedad, es la gran penetración de los dispositivos de última generación. Actualmente, unos 26,25 millones de españoles acceden regularmente a internet, 1,45 millones más que en 2013.

Lily Camera: El Drone Que Te Sigue a Donde Vayas

Este dispositivo volador no es solo un drone, aunque lo parezca. Para sus creadores es más que eso: es una cámara volante

Detalle del drone que cuenta con una cámara especial

Al contrario que otros drones -como se conocen a los vehículos aéreos no tripulados- que están diseñados solo para volar, Lily Camera se centra en su objetivo. Este dispositivo se define como una cámara-drone que no requiere de una persona para manejarlo a distancia, ya que funciona a través de un GPS que sigue a su objetivo por los aires mientras graba cada movimiento gracias a una cámara que se asemeja a la GoPro Hero3 (12 MPX, 1.080 p, 60 fps).

Para realizar el seguimiento de su objetivo, utiliza el sistema de posicionamiento GPS para rastrear un pequeño dispositivoque la persona lleva en su muñeca o bolsillo. Además, según comentan sus creadores, en un futuro se incorporará un sistema de reconocimiento facial que utilizará para el rastreo de la persona, un concepto de aparato que comenzó a desarrollar una empresa británica en un drone especial llamado Zano.

Fabricado por la empresa Lily Robotics, en lugar de utilizar un gran radio controlador o una aplicación de tableta, Lily Camera vuela por sí sola, siguiendo y captando los mejores momentos. Para iniciar el vuelo, solo hace falta lanzarla al aire, mientras que para que aterrice hay que pulsar el botón de aterrizaje que hay en el rastreador de muñeca.

Otra de las ventajas que tiene esta cámara-drone es que el rastreador de la muñeca informará cuándo la persona esté saltando o cayendo para que la cámara se acerque o se aleje y siempre tenga detectado a su objetivo. Por esta razón, este ingenio volador abre las puertas a utilizarse, principalmente, para la grabación y retransmisión de sesiones deportivas.

Uno de sus inconvenientes que su batería dura únicamente unos 20 minutos, aunque puede alcanzar una velocidad de 40 kilómetros por hora y subir a una altura de 15 metros. Aún quedan algunos meses para que el proyecto esté teminado, pero sus creadores han anunciado que tendrá un precio de venta de 899 dólares (787 euros), aunque si se reserva con antelación el precio será de 499 dólares (436 euros).

Google Suspende Map Maker Por Vandalismo Virtual

El gigante de internet anuncia que el sistema de edición de mapas se cancela hasta resolver los problemas con los usuarios «trolls»

Google ha decidido suspender temporalmente su servicio Map Maker, que permitía a los usuarios aumentar o corregir los contenidos de los mapas al considerar la existencia de modificaciones consideradas como vandalismo.

Este servicio, lanzado en 2008, ha servido para que en las últimas semanas los usuarios a los que en el mundillo de internet se conoce como «trolls» -usuarios con actitud provocadora- los mapas se inunden de alteraciones irrelevantes. Esta herramienta permite dibujar, añadir carreteras, ríos, espacios verdes y empresas locales. Sin embargo, algunos cambios, como la recreación de una imagen del logo del sistema operativo Android orinando sobre el logo de Apple fue duramente criticado.

Según ha desvelado la cadena «BBC», el cierre es «temporal», pero Google ha admitido que admitió tardará varios días en corregir el problema para evitar este tipo de situaciones. El reto –dice el gigante de internet– es intentar controlar a los usuarios que introducen bromas o insultos en sus mapas.

«Hemos estado experimentando ataques de «spam» en Google Maps en los últimos meses», explica Pavithra Kanakarajan, miembro del equipo de desarrollo de Map Maker, quien asegura que recientemente hubo un incidente «particularmente preocupante y lamentable».

A raíz de las pintadas sobre el logo de Android, Google decidió que las modificaciones y ediciones de mapas irían a través de un proceso de revisión manual. Sin embargo, este método no ha complacido a sus intereses. «Creemos que es más justo sólo para decir que si no tenemos la capacidad para revisar las modificaciones más o menos al ritmo que vienen, tenemos que tomar una pausa», asegura.

Google Map Maker llegó hace siete años como una herramienta para permitir a los usuarios editar la información sobre el servicio cartográfico, algo similar a la forma de publicación en Wikipedia.

Google Retira el 40% De Las Solicitudes Del «Derecho Al Olvido»

La compañía estadounidense anuncia que las peticiones de retiro de datos de su buscador superan el 40% en nuestro país. España se encuentra en cuarta posición en la lista de Estados con más peticiones de borrado de URL

La compañía estadounidense Google ha anunciado que las peticiones de retiro de datos de su buscador, el llamado «derecho al olvido», han llegado a superar el 40% en nuestro país, un año después de su puesta en marcha.

Este «derecho al olvido» fue reconocido por la Justicia europea el 13 de mayo de 2014. Cada petición se evalúa con el objeto de ver si de adecua a la letra de esa ley, bastante precisa en cuanto a los requisitos. Así, de 780.000 peticiones sólo se han atendido el porcentaje citado, mientras que más del 50% han sido desestimadas.

España está en la cuarta posición en la lista de Estados con más peticiones de borrado, con 65.544 solicitudes. Por delante del país ibérico se encuentran Francia, Alemania y el Reino Unido, que muestran porcentajes similares de borrado y aceptación por parte de Google. Se encuentra por detrás Italia, cuyo porcentaje de «derecho al olvido» es inferior.

La sentencia afecta a los países europeos y España se encuentra en cuarta posición en la lista de Estados con más peticiones de borrado de URL gestionadas por Google durante este tiempo, con 65.544 solicitudes, de las que la tecnológica ha retirado el 36,5%, mientras que ha mantenido el resto.

Por delante están Francia, Alemania y Reino Unido; en el caso de la primera, de las alrededor de 145.000 direcciones de internet procesadas tras reclamarse su borrado de los motores de búsqueda de Google, el 52% ha sido rechazado para su eliminación y el resto ha tenido la aprobación de la tecnológica para ser retirado. En Alemania, Google ha aceptado el 49% de las 142.500 reclamaciones tramitadas y el 51% se ha rechazado, y en Reino Unido ha sido borrado sólo el 37,6% de las alrededor de 105.000 solicitudes de borrado de enlaces gestionadas.

Casos variados

Las peticiones tienen muchas diferencias entre sí: un profesor pidió retirar una noticia de un delito suyo de hace diez años, mientras que un activista político quiere que se olvide un suceso difundido por el buscador donde se trataba su apuñalamiento. Otros casos citan delitos sexuales pasados o antecedentes penales diversos.

Robots Asesinos: La Última Tentación De Los Ejércitos Más Poderosos Del Mundo

Expertos en robótica y defensores de los Derechos Humanos piden a la ONU que prohíba el desarrollo de máquinas con autonomía para matar

La última película de « » comienza en Teherán, en 2028. Ungrupo de robots militares estadounidenses que patrullan las calles de la capital iraní analizan a civiles en busca de enemigos. Son capaces de detectar marcadores biológicos -el sudor, el iris, las huellas dactilares, el lenguaje corporal- y escanear sus cuerpos en busca de armas o bombas. Un grupo de terroristas suicidas lanza un ataque, y las máquinas responden con frialdad mecánica.

«No hace mucho tiempo, esos serían hombres o mujeres de EE.UU. arriesgando sus vidas», dice en la película el presentador de TV (Samuel L. Jackson) que retransmite el suceso.

Esa fantasía de Hollywood podría ser realidad en un futuro próximo. Los avances tecnológicos están permitiendo desarrollar robots cada vez más autónomos. En la vida civil, esto está plagado de ventajas: desde los robots que desde hace años aspiran suelos sin despeñarse por las escaleras a los coches que Google dice que nos transportarán sin conductor. Esta misma semana se supo que los primeros camiones con piloto automático -diseñados por Daimler- ya circulan en el Estado de Nevada. En el plano militar, sin embargo, hay muchas dudas.

Los robots inteligentes con capacidad de matar de manera autónoma se denominan Armas Autónomas Letales (LAWs, en sus siglas en inglés) y aunque todavía no hay noticia de que se haya desarrollado ninguna, ya protagonizan un fuerte debate en la comunidad internacional.

El profesor de robótica Noel Sharkey explicó a «The Escapist» que «según el Departamento de Defensa de EE.UU., un LAW es un arma militar que, una vez activada, se enfrenta a sus enemigos sin otro tipo de intervención. Eso quiere decir que rastrea y selecciona sus propios objetivos para matarlos o ejercer violencia contra ellos sin un control humano significativo. En esencia, es un robot asesino».

Sharkey es una de las voces más activas de la Campaña para «Parar los Robots Asesinos», en la que toman parte ONG de todo el mundo sobre control de armamento y derechos humanos. La suya es una de las organizaciones que participaron el mes pasado en una reunión en la sede de Naciones Unidas en Ginebra para estudiar el futuro de los robots asesinos.

Las posiciones sobre los robots asesinososcilan entre quienes los consideran una vulneración de las leyes humanitarias y los asimilan a las armas químicas o biológicas -exigiendo su prohibición preventiva-, y quienes los asimilan a las armas de alta precisión y defiendan que solo hay que regularlas.

Menos daños colaterales

Para sus detractores, hay dudas muy inquietantes sobre la capacidad de los robots de asimilar principios de la legislación internacional humanitaria como la proporcionalidad en un ataque, de discriminar las intenciones pacíficas o agresivas de un sujeto o de distinguir a un civil inofensivo de un terrorista camuflado.

Otros consideran que los robots serían mejores soldados, y más «humanos» que los de carne y hueso. Ron Arkin, del Georgia Institute of Technology, cree que las máquinas, desprovistas de reacciones de pánico, inseguridad o venganza, reducirían el número de víctimas en un conflicto. Para Orkin, los robots tendrán más capacidad de determinar cuándo no se debe atacar a un humano. «Defiendo una moratoria hasta que se consiga eso, pero no apoyo que se prohíban», dijo a la BBC.

Para algunos, los robots asesinos serán un caramelo al que los Gobiernos no se podrán resistir: no solo se ahorrarán vidas de sus ciudadanos, sino también mucho dinero. Se estima que cada soldado estadounidense destacado cuesta 850.000 dólares al año a los contribuyentes. Pero Sharkey también ve un lado negativo a esto: «Si no tienes que afrontar el ver féretros de vuelta a tu país, si simplemente puedes mandar robots al frente, entonces no habrá forma de parar el número de conflictos en los que te puedes embarcar».

Otro aspecto muy discutido es la responsabilidad de estos autómatas asesinos. En casos de crímenes cometidos por los robots, ¿a quién se podría culpabilizar? Uninforme de Human Rights Watch y de laUniversidad de Harvard advierte de las dificultades para asignar responsabilidad personal, tanto criminal como civil, en actos cometidos por armas completamente autónomas. «La ausencia de responsabilidad significa que no habrá disuasión de crímenes futuros, ni compensación a las víctimas, ni condena social», asegura Bonnie Docherty, la directora del estudio. «Los obstáculos para la justicia justifican por qué debemos prohibir por completo las armas autónomas».

Solo cinco países en contra

La reunión de Ginebra acabó sin conclusiones. La mayoría de los países entienden que es necesario un cierto control humano, pero no se ha delimitado. Solo cinco países -Pakistán, Egipto, Cuba, Ecuador y el Vaticano- fueron favorables a una prohibición de los robots asesinos. La mayoría de los países optaron por seguir las conversaciones en otoño para encontrar una regulación de estas máquinas. Mientras tanto, las grandes potencias avanzan en la automatización de sus aparatos militaresReino Unido desarrolla el «Taranis», un dron semiautónomo capaz de desarrollar misiones de larga distancia;Israel sigue perfeccionando su «cúpula de hierro», un sistema que detecta e intercepta misiles por sí mismo; Corea del Sur utiliza desde hace años un robot de Samsung en la frontera con Corea del Norte que registra movimientos humanos y es capaz de lanzar ataques; el dron supersónico de EE.UUX47B crea su propia ruta y sabe aterrizar y despegar sin intervención humana. Y Rusia celebró ayer el 70 aniversario de la victoria en la Segunda Guerra Mundial con un desfile en el que el protagonista fue el T-14 Armata, un tanque cuya torreta se cargará y disparará sin intervención humana.

Por el momento, estas innovaciones necesitan de la acción humana para funcionar. Pero se estima que en 2029 -solo un año después del ficticio «RoboCop»- las máquinas serán tanto o más inteligentes que los hombres. No lo dice cualquiera, sino Ray Kurzweil, el director de ingeniería de Google. Si los robots llevan armas letales, «Terminator» está al caer.

Los Coches Autónomos De Google Han Tenido 11 Accidentes En 6 Años

El gigante de internet defiende su programa de vehículos sin conductor asegurando que en ninguno de los casos fue uno de sus coches el causante del accidente, a los que califica de «menores»

Los vehículos sin conductor humano de Google han sufrido 11 accidentes «menores» en los seis años que lleva probándolos en California, aseguró la multinacional de EE.UU., que valoró ese dato como una muestra de la «seguridad» de sus coches.

«Si pasas mucho tiempo en la carretera, ocurrirán accidentes, tanto en un coche convencional o en uno que se conduce solo. En los seis años que llevamos probando los coches, hemos tenido 11 accidentes menores en los 2,7 millones de kilómetros recorridos», dijo este lunes Chris Urmson, director de este programa de Google.

Urmson hizo especial hincapié en el hecho de que los accidentes fueron «menores» y siempre consecuencia de las acciones de otros coches con conductor. «En ninguno de los casos fue el coche sin conductor el causante del accidente», apuntó.

El coche que se conduce solo de Google es un proyecto iniciado en 2009 con la vista puesta en el largo plazo, aunque desde entonces sus dos docenas de Lexus RX450h equipados con sensores ya han circulado -y, por tanto, registrado en mapas 3D- hasta 2,7 millones de kilómetros, fundamentalmente en autopistas y carreteras.

Además, desde hace aproximadamente dos años, los coches de Google también han estado circulando por las calles de Mountain View (California, EE.UU.), donde el gigante tecnológico tiene su sede.En caso de salir adelante, el proyecto de Google deberá encontrar un encaje en el actual código de circulación, que en ningún caso contempla la posibilidad de vehículos que circulen sin conductor.

La Tecnología Que Nos Depara El Futuro Cercano

La tecnológica americana Intel ha realizado en Madrid un showroom de la tecnología más puntera que estará en un futuro muy cercano o que ya tenemos a nuestra disposición.

El Museo ABC ha sido el lugar elegido para mostrar en España algunas de las tecnologías que están o estarán en un futuro no muy lejano entre nuestras manos. Entre las que ya están hemos podido ver el «Intel Compute Stick», un dispositivo que cabe perfectamente en la palma de la mano y que puede convertir nuestra televisión HDMI en un ordenador completo en unos pocos segundos. No es de extrañar que estas tecnologías vayan reduciendo su tamaño pues, si lo pensamos, no hace ni medio siglo el smartphone que llevamos en el bolsillo hubiera tenido el tamaño de una cama «king size». Sin embargo la Ley de Mooreha ido permitiendo que los dispositivos se reduzcan poco a poco.

En la presentación de tecnologías futuras, que estarán disponibles en solo unos años, hemos podido ver dispositivos que llevan integrados tecnología de Intel y quizás lo más espectacular es el «drone» que utiliza tecnología «Realsense» y que es capaz de hacer un mapa en tres dimensiones de su entorno mediante seis cámaras 3D de manera que el aparato pueda volar solo y esquivar obstáculos. Además hemos conocido un dispositivo que se ajusta en una sillita de bebé y «mide su temperatura, si hemos ajustado bien el cinturón o si nos alejamos de él para que no se nos olvide el niño en el vehículo» nos ha explicado Antonino Albarrán, director de tecnología de Intel España. También hemos podido ver en funcionamiento un dispositivo para el hogar que recoge la información de sensores de movimiento, enchufes inteligentes o alarmas para que, desde cualquier sitio a través de una tableta podamos controlarlo todo.

El Casco De Realidad Virtual Oculus Rift Llegarán (Por fin) En 2016

El esperado dispositivo, adquirido por Facebook, se emplearán para el ocio electrónico, la comunicación y la educación principalmente y abren la puerta a una nueva forma de consumo. Costará más de 200 euros

Lo dijo Palmer Luckey, su máximo responsable: el reto es hacer un dispositivo lo mejor posible. Desde que aparecieron en escena, Oculus Rift no ha hecho más que convertirse en la punta de lanza de una tecnología, la realidad virtual, que sin ser un ingenio nuevo, ha regresado a la vida con más fuerza que nunca. La versión comercial deeste ambicioso casco, que monta unas lentes especiales para crear mundos alternativos, llegará finalmente en el primer trimestre de 2016, casi tres años después de mostrarse el primer prototipo.

La «startup» norteamericana Oculus VR, adquirida por Facebook el pasado año por unos 2.000 millones de euros, contará por fin con su dispositivo en el mercado tras acumular varios retrasos (se dijo que saldrían a final de 2014 en un principio), justificado por sus responsables por el arduo trabajo desempeñado en aras de lograr la excelencia. Se abrirá a final de este año la campaña de reservas.

En todo este tipo, se ha intentado reducir el precio de la versión comercial de este dispositivo, que probó el diario ABC el pasado año, aunque aún se desconoce cuánto será. Sin embargo, se habla de más de de 200 dólares (179 euros). La falta de contenidos suficientes como para hacer atractiva la compra ha sido otro de los retos de la compañía. A su juicio, el dispositivo llegará «con contenido atractivo y un ecosistema completo», según han revelado los responsables del proyecto en el blog corporativo.

Pensados en principio para ordenadores PC, el dispositivo que llegará (por fin) al mercado será una versión mejorada respecto al prototipo Crescent Bay. Para ello, se ha intentado lograr un diseño más ergonómico y ligero, aunque se desconocen más detalles de sus especificaciones. Estas se darán a lo largo de esta semana. Alguans ya confirmadas serán su capacidad para hacer panorámicas en 360 grados, sonido estéreo, resolución a 1.080 p (se espera que llegue a 4K) y una baja latenta para evitar los mareos en su propietario.

Los contenidos y aplicaciones serán el reto a conseguir. Sin nada que ofrecer, este ansiado dispositivo está condenado a morir, como ya sucedieran con otros aparatos en el pasado. Su amplio abanico de posibilidades se abrirá lentamente, pero tendrá grandes oportunidades no solo para el mundo del ocio electrónico, sino para otras formas deentretenimiento, comunicación y estarán orientadas, incluso, para entornos profesionales (diseño, arquitectura, formación).

De momento, la industria de los videojuegos ha puesto ya el foco en este tipo de aparatos. Firmas como Sony o Microsoft ya trabajan en sendos aparatos de realidad virtual para ofrecer una nueva experiencia que promete ser totalmente inmersiva. Para las gafas de Oculus ya han comenzado a aparecer algunos títulos como el simulador de conducción «Project Cars», adaptados a esta tecnología. En colaboración con Samsung, se ha lanzado hace unos meses una versión especial pensada para el «phablet» Note 4, y otros fabricantes como Razer también cuentan con sus propias gafas pensadas para esta finalidad, aunque a diferencia del resto, la plataforma es de sotware libre.

Gracias a su kit de desarrolladores ya comienzan a aparecer nuevos contenidos, sobre todo, de la mano de su actual diseño, Facebook, quien pretende inaugurar una nueva forma de consumo en redes sociales. El reto de la compañía, no obstante, será llevar la realidad virtual a los hogares para que esté al alcance del ojo humano. Los expertos y analistas vaticinan que esta tecnología comenzará a popularizarse de aquí a cinco años.

Videona: Una Aplicación Para Convertir Tu Vida En Una Película

Desarrolladores españoles crean una nueva «app» que permite grabar y editar vídeo en cuestión de segundos además de compartirlo en redes sociales

Dicen los expertos en nuevas tecnologías que, dado que las velocidades de las conexiones a internet son cada vez superiores, los contenidos audiovisuales serán los más consumidos en redes sociales en los próximos años. El vídeo ha comenzado a formar parte de nuestra vida y surgen aplicaciones que proponen grabar y editar vídeos de manera sencilla.

Porque una imagen vale más que mil palabras. Y si es en vídeo, las situaciones se aprecian mejor. Un grupo de investigación de la Universidad Politécnica de Madrid ha lanzado Videona, una aplicación para dispositivos móviles Android que, bajo el nombre de «plataforma de vídeo social», proponen al usuario la posibilidad de grabar, editar y compartir vídeo de manera sencilla y rápida.

La aplicación, que promete «revolucionar el mundo audiovisual en los terminales móviles», busca convertir a sus usuarios en «vidionis», como así los denominan. Su funcionamiento es muy intuitivo: una vez grabado el vídeo (graba en Alta Definición), se puede editar las imágenes añadiendo música, transiciones y efectos originales para posteriormente compartirlo en redes sociales.

Además de poder editar el vídeo, la «app» permite incluso incorporar filtros en el momento de la grabación. Esta herramienta incluye funciones de «gaming» que propone ganar recompensas y conseguir grandes ventajas a través de los logros de los usuarios.