El 53% de los adultos tropieza en la calle por andar mirando su celular

Hay mucho peligro al conducir y utilizar el móvil al mismo tiempo. Pero también hay muchos inconvenientes al caminar y no apartar la vista del teléfono. Según un estudio realizado por Pew Research, un 53% de las personas se ha tropezado o ha chocado a alguien en la calle por andar mirando el móvil.

Se han reportado otras consecuencias mayores de caminar mirando al móvil. El diciembre de 2013, una mujer en Australia tuvo que ser rescatada de las gélidas aguas del Puerto de Phillip Bay en Melbourne a las que se precipitó mientras miraba su página en Facebook. Según reportó la policía local, la chica iba ensimismada en el dispositivo y no se percató que finalizaba el muelle, por lo que cayó al mar.

Otro caso famoso fue el de una chica que se precipitó en la fuente de un centro comercial en Pennsylvania mientras enviaba mensajes. El episodio fue grabado y se convirtió en un vídeo viral con más de 1.500.000 visitas en menos de una semana (ya posee más de cuatro millones). La chica decidió demandar al centro comercial por no prestarle ayuda.

Lo cierto es que no son los únicos casos.

Pew Research encontró que un 23% de los dueños de móvil mayores de edad habían provocado un choque con otra persona o contra un objeto debido a que iban distraídos por el teléfono. En mayo de 2010 se realizó esta misma pregunta y el porcentaje era sólo del 17%.

A esto se suma que el 50% de propietarios de teléfono ha señalado que ha sido tropezado por alguien debido a la misma razón, el móvil. Pew Research apunta que tomando en cuenta las cifras anteriores se obtiene que un 53% los adultos se ha tropezado o ha chocado a alguien en la calle por andar mirando el móvil sin estar atento por donde caminaba.

Los adultos jóvenes (en particular las edades 18 a 24 ) son especialmente propensos a experimentar estos encuentros de «caminar distraído». 51% se han topado con una persona o un objeto porque estaban muy ocupados en prestar atención a su teléfono, y el 70% se han topado con otra persona que estaba distraído.

Fuera de la edad, hay muy pocas diferencias demográficas. Aunque se pueda creer que en entornos más urbanos se sufren más tropiezos por «caminar distraído», lo cierto es que según el estudio de Pew Research, no hay diferencias entre zonas urbanas, suburbanas y rurales. En todas se es igualmente propenso a chocar o ser tocado al caminar distraídos con el móvil.

Eso sí, los usuarios de Smartphone tiene un 32% más de probabilidades de sufrir estos encuentros que los de móviles tradicionales.

5 replies

Comments are closed.