El Sunway TaihuLight, el superordenador más potente del mundo ya es 100% chino

China ya no necesita tecnología extranjera para subir a lo alto del podio de la supercomputación. El ordenador más veloz hasta la fecha, el Tianhe-2, acaba de ser sobrepasado por una nueva máquina en el centro de supercomputación nacional de la región de Wuxi, el Sunway TaihuLight. Lo interesante de este ordenador no es sólo su descomunal potencia de cálculo, que casi triplica a la de Tianhe-2, sino el hecho de que tanto sus procesadores como su arquitectura son 100% nacionales.

La máquina anterior, aún activa en el centro de supercomputación de la región de Guangzhou y ahora el segundo ordenador más potente del mundo, utilizaba chips de la marca norteamericana Intel para alcanzar su alto rendimiento. Estados Unidos prohibió la venta de chips para supercomputadoras a China en abril de 2015 por motivos de seguridad pero la prohibición, al final, sólo ha servido para estimular el desarrollo de esta alternativa local.

¿Cómo de rápido es el nuevo superordenador chino? Deja muy atrás al resto de máquinas del planeta. Sunway TaihuLight tiene 41.000 procesadores de 260 núcleos, 1,3 Petabytes de memoria RAM y es capaz de realizar 93.000 billones -¡con b!- de operaciones de coma flotante por segundo (93 PetaFLOPS). Es también mucho más eficiente en consumo energético que otras máquinas de la lista top500, la publicación semestral que recoge las máquinas más potentes del mundo.

 

China no solo tiene ahora los dos superordenadores más potentes sino que se ha convertido también en el país con más máquinas presentes en la lista. De los 500 mayores superordenadores del mundo, 167 son suyos. EE.UU., hasta ahora el líder indiscutible, se tiene que conformar en esta edición con 165 ordenadores.

El superordenador más potente de España, el MareNostrum del Centro Nacional de Supercomputación de Barcelona, ocupa el puesto 105° de la última edición de la lista.