Sello portugués para Google Indoor Maps

A sus 28 años, Ricardo Cabral desarrolla la tecnología equivalente a Street View para espacios interiores

En el enclave californiano de Mountain View (donde los mismísimos Sex Pistols osaron descargar su furia cuando retornaron a mediados de los 90), el portugués Ricardo Cabral ha seducido a la cúpula de Google con un proyecto que se fraguó en su cuartel general: Indoor Maps.

Se trata de recreaciones en 3D de espacios interiores, al estilo del Street View que arrasa en todo el mundo por su facilidad para ver y moverse por calles, plazas o parques de cualquier ciudad de los cinco continentes.

Con sólo 28 años, su ingenio y destreza técnica le han granjeado el reconocimiento del todopoderoso gigante norteamericano de las comunicaciones. Y él ha comenzado a desarrollar el proyecto mientras finalizaba el doctorado en la Universidad de Carnegie Mellon (Pittsburgh, Pennsylvania).

Su paso por Google estaba previsto inicialmente como fugaz en 2012, pero la brillantez de trabajo convenció a la dirección de la omnipresente firma en cuanto se apercibieron del calado del plan ya en marcha.

La clave reside en que Ricardo Cabral (originario del archipiélago de las Azores) ha dado con la tecla para encontrar elalgoritmo necesario. Gracias a esta tecnología, Indoor Maps pone el acento en los recovecos de una biblioteca, un comedor o cualquier departamento de investigación.

De esta forma, pueden facilitarse las tareas de miles de personas, que tendrán acceso así a lugares que, si no, sólo podrían visionarse al natural.

Precisamente, uno de los primeros países europeos en afanarse por activar semejante servicio es Portugal, con itinerarios que abarcan las entrañas de la Fundación Gulbenkian,el Palacio de Queluz o Dragao, el estadio del Oporto. Su puesta en práctica aún se halla todavía en fase incipiente. De hecho, no está completo de momento su localización en la plataforma de Google .

En cualquier caso, el objetivo es ése: abrir la puerta a la recreación virtual de interiores en tiempo real, algo así como insertar un robot en una estancia.

La fascinante iniciativa se plantea desembocar en una verdadera revolución de los negocios y servicios. Por ejemplo, podremos recorrer una tienda sin movernos de nuestra casa, eliminando el concepto de la compra online descontextualizada.

También se encaminaría el hallazgo a otras funciones: robots que realizan diagnósticos médicos, efectos especiales de máxima verosimilitud o una nueva arquitectura de interiores.